'Testimonio histórico del arte guayaquileño', exposición que homenajea a la ciudad

Fotografía de 'Testimonio histórico del arte guayaquileño', exposición que homenajea a la ciudad

Contra todo pronóstico pero con un objetivo claro: conmemorar los doscientos años de independencia de la ciudad porteña, cincuenta y cinco ‘guayacos’ de corazón y nacimiento que comparten su pasión por las artes plásticas se reúnen en la exposición Testimomio histórico del arte guayaquileño, que tendrá su inauguración -de manera virtual- el próximo 4 de septiembre en el Museo Municipal.

La muestra, curada por el artista Hernán Zúñiga, recoge más de cien años de historia. Obras -de la reserva del museo- que van desde finales de 1800, 1900, 2000 y piezas creadas exclusivamente para la exhibición hacen parte de un encuentro que pone a disposición de la mirada citadina 65 trabajos, entre pintura y escultura.

“En la reserva encontramos algunas maravillas que no han sido expuestas hace décadas… esto es algo que nos llena de gozos”, comenta Francisco Velásquez, uno de los organizadores de la actividad y miembro del Colectivo de Artistas Independientes del Guayas.

Es así como todas las salas de la planta alta del museo estarán ocupadas con obras de artistas de los últimos tiempos y también de los ya consagrados, como Aracely Gilbert, Teobaldo Constante, Enrique Tábara, Félix Aráuz, Evelio Tandazo, entre otros pintores.

“Durante décadas y décadas ha habido siempre un hilo conductor en el arte guayaquileño… hay una escuela guayaca. Es interesante que hace cien años las inquietudes de los autores guayaquileños eran muy parecidas a los pintores contemporáneos”, reflexiona Velásquez, quien también participa con sus obras.

“Van a ir sintiendo que hay esa conexión. Vamos a poderles presentar en un solo ambiente, en un solo recorrido ese hilo conductor de esa escuela guayaquileña”, agrega el artista.

Testimonio histórico del arte guayaquileño es una exposición que el colectivo viene planificando hace meses, mostrando al público exhibiciones previas como una antesala a lo que venía. La pandemia los sorprendió en plena planificación, pero ellos no bajaron los brazos y continuaron con el proyecto, aunque no contarán con las reservas del MAAC y de la Casa de la Cultura, como lo tenían previsto al inicio.

Durante estos meses el colectivo ha estado activo por redes sociales, con exhibiciones virtuales curadas por Zúñiga. Su caballete ha seguido en pie con nuevas creaciones, producidas durante el confinamiento. “A pesar de la pandemia, lo único que nos ayudó a seguir adelante es la pintura. Yo de día pintaba y de noche dibujaba. Esta unión de nosotros los participantes me sirvió bastante para seguir adelante”, manifiesta Gabriel Buenaño, uno de los artistas de la muestra.

“Uno de los trabajos que no paró durante la pandemia es la creación artística”, agrega por su lado Marco San Martín, artista que participa con una obra que refleja su visión sobre la independencia.

Es así como esta muestra también será una especie de registro de esta época, a través de las artes plásticas. “Los artistas siempre somos como un punto sensible con la sociedad que nos toca vivir y ese momento social lo plasmamos y lo dejamos para la historia”, expresa Velásquez.

Una fusión de técnicas, colores y temáticas son las que integran la exposición, en donde la alegría y una visión optimista de la vida también tiene su espacio. “Los artistas no hemos perdido la fe, no hemos perdido el deseo de transmitir esta parte maravillosa que tiene el ser humano que el crear y poder darle a los otros algo que no solo sea la tragedia”, indica el pintor Iván Paredes.

La inauguración está prevista transmitirse en vivo desde el Museo Municipal de Guayaquil a las 19:30. Esta puede ser visitada de manera virtual en www.museoarteyciudad.com y por la página de Facebook Eventos Dirección de Cultura.

En caso de que el COE apruebe las aperturas de los museos en la ciudad, la muestra podrá ser visitada de manera presencial durante todo el mes de septiembre de 10:00 a 14:00 con el 30 % de aforo (según el semáforo) y las debidas medidas de bioseguridad. (I)

Fotografía: Wlado.
Este artículo fue publicado en la versión digital del diario El Universo del 26 de agosto de 2020.

Otros artículos